Sin duda, Rita Maluf está con Saturno literalmente al comando de sus acciones, ¡ya que estamos A TIEMPO!

Rubén Torrego y Rita Maluf aprovechan la oportunidad para hablar en este episodio sobre la importancia de nuestras acciones y por qué el TIEMPO es tan impactante en nuestra vida, porque somos cada vez más firmes en nuestras decisiones y disfrutamos la vida en otro nivel, yendo aparentemente más allá de nuestras fortalezas, no es una elección al azar, es porque sabemos y somos conscientes de que hemos logrado ir mucho más allá de lo que hacemos en nuestra zona de confort.

Hasta el 19 de marzo de 2017, vivimos el narcisismo de la Era Solar que nos trajo algunos males: el ego inflado y todo volcado hacia tu ombligo.

Lo bueno de la Era Solar es que creamos nuestra identidad y fortalecemos nuestra autoestima.

Ahora, después de un ciclo de 36 años gobernado por el sol, hemos entrado en el Ciclo o en la Era de Saturno que estará presente por los próximos 36 años.

En 2017, Saturno también fue el planeta regente del año, trayendo una carga adicional de responsabilidad. Un año en que muchas estructuras nuevas comenzaron a surgir y muchas estructuras fueron sacudidas también.

Es importante entender que esto no es negativo, sino muy positivo.

Trabajo duro, inversiones en proyectos personales, enfoque y concentración.

Para aquellos que plantaron buenas semillas, la cosecha será abundante.

Necesitamos entender que, independientemente del planeta del año astrológico que siempre comienza en el mes de marzo junto con el signo de Aires, siempre tendremos una disciplina de «toque de Saturno», resultados concretos y nuevas estructuras.

¡Comenzar a abandonar viejos patrones y crear nuevas bases puede ser maravilloso!

Para nuestra evolución como persona y como un todo, renovar las estructuras es muy gratificante si lo hacemos de manera seria y consciente.

¡Saturno, el señor del tiempo, no juega en servicio y está allí para ayudarnos!

Tan pronto como marquemos el ritmo de nuestros desafíos y proyectos, ya que estamos a tiempo para lograr todo lo que durante mucho tiempo estaba esperando el momento de despertar sin demorar más el merecido momento de tomar la batuta y conducir en nuestro propio compás, la sinfonía de nuestra vida.

Deja un comentario