Ya hemos dicho aquí otras veces que la bacteria tiene una fama de mala, pero en realidad no está bien ahí. Algunas pueden, sí, provocar enfermedades y complicaciones en nuestra vida, no vamos a negar. Pero buena parte de ellas es esencial y tiene influencia positiva en nuestro organismo. Más que eso, son una parte importante de la gente. Según el biomédico Roberto Figueiredo, nuestro Dr. Bacteria, los gérmenes representan el 90% de las células del cuerpo humano. ¡Eso mismo, usted no lee mal: el noventa por ciento! Bastante cosa, ¿no es así? “Del 10% que sobran, el 75% es agua. Por eso acostumbro decir que somos una caja de agua contaminada “, explica el Dr Bacteria, con la relajación de siempre. ¿Todavía no quedó claro de la importancia de ellas en nuestro cuerpo? Más un dato curioso entonces: dos a tres kilos de nuestro cuerpo son gérmenes.

Y ese fue el chat del día en nuestro #EInsights. El Torrego y el Dr. Bacterias conversaron bastante sobre esos pequeños seres que nos rodean por dentro y por fuera.

Desde temprano
El Dr. Bacteria alerta: el niño necesita, sí, poner los pies en el suelo y las manos en la tierra. ¿Son lugares muy contaminados? Sin duda. Pero es un contacto importante, pues es esa cercanía con los animales, con la vegetación y todo lo que cargan que va a ayudar a fortalecer los pequeños y sus sistemas inmunológicos. “Los padres que no lo hacen están condenando al hijo a tener asma por el resto de su vida”, alerta. Incluso es mejor aún si la madre, aún embarazada, tiene contacto con animales, pues el hijo nacerá con más resistencia si se compara con alguien que no tuvo esa cercanía.

Pero atención: puede colocar el pie en el suelo y la mano en la tierra, pero no puede besar hijo en la boca, pues los gérmenes que se cambian en ese momento no son buenos. por el mismo motivo, también evite soplar la cuchara para enfriar la comida antes de colocar en la boca del niño y mantener la distancia de la miel hasta que cumpla un año de edad.

Todavía hablando en hijo, el Dr. Bacteria nos contó más un beneficio importante del parto normal (en comparación a la cesárea). En el parto normal, el niño, al pasar por la vagina de la madre, entra en contacto con bacterias positivas que quedan alojadas en la región, y eso es excelente para nuestra formación inmunológica. En el caso de la cesárea, el primer contacto del bebé serán las bacterias negativas del hospital. Que no perjudican, pero tampoco ayudan como las maternas.

Probióticos y prebióticos
Dos tipos de alimentos relacionados con las bacterias y su rendimiento que necesitamos tener en nuestro día a día son los probióticos y prebióticos. No sólo los nombres son parecidos, pero también se complementan y es importante caminar juntos. Vamos a explicar.

Los probióticos son mircoorganismos vivos positivos. Es sólo parar para ver la palabra: del griego, significa “pro-vida”. Ellos ya son muy comunes en nuestra rutina, ya que normalmente se encuentran en alimentos bien cotidianos, como queso, yogur, leche fermentada, kefir …

Los probióticos son importantes por varios motivos. Entre ellos, actúan en el tránsito intestinal, ayudan en la digestión, mejoran la absorción de las vitaminas de los alimentos ingeridos y también garantizan la salud local. Además, fortalecen el sistema inmunológico, actúan en el control del colesterol y la reducción del riesgo de cáncer. Es importante hasta para quien term tolerancia a la lactosa, pues aumenta la enzima que facilita su digestión.

Pero a pesar de ser excelentes para nuestra salud, no duran mucho. Mantener los alimentos bien refrigerados es importante para prolongar el tiempo de vida y la funcionalidad de los probióticos.

Los prebióticos son fibras no digeribles, pero que tienen una misión importante a cumplir en el intestino. Estos alimentos son socios que facilitan el trabajo de los probióticos porque estimulan el crecimiento y la actividad de ellos. “Prebióticos son alimentos que las bacterias usan como base para crecer y cumplir su función, por eso uno completa el otro”.

Los alimentos prebióticos son: legumbres, frijoles y todos sus tipos, avena, plátano, frutas, espárragos, ajo, puerro, cebolla.

curiosidades
Y vamos a hablar un poco más sobre curiosidades sobre las bacterias …
Ya hemos hablado que los gérmenes representan el 90% de las células celdas – o el equivalente a dos o tres kilos de nuestro cuerpo. Para tener una idea, tiene más bacterias en nuestra boca que el número de personas en el planeta entero – tiene entre mil y 100mil entre cada diente, y eso en una boca limpia! Por eso, dos personas cambian durante un beso algo de entre 10 y 1.000 millones de gérmenes. Y tiene más: sólo en nuestro ombligo ya se han catalogado 1.458 tipos de bacterias!

Pero no es sólo en el cuerpo que dominan. Tenemos el pie detrás con los baños, pero no preocupan tanto como otros lugares … En una mesa de oficina, por ejemplo, podemos tener casi 400 veces más bacterias que un baño. Ya en el celular encontramos 18 veces más que la manija del baño.

Una sola billete de dinero puede tener hasta tres mil tipos de ellas. ¿Y sabe qué pantalones vaqueros favoritos que usted utiliza todos los días? Pues bastan dos semanas de uso y ya surgen allí mil colonias de bacterias en la parte delantera; entre 1.500 y 2,5 mil en la parte de atrás; y 10 mil en la región interna. Mientras tanto, en la esponja de la pila nace una nueva bacteria cada 20 minutos.

Tiene bacterias en la lluvia también, su nombre es Actinobacteria y ella es la responsable de ese olor característico … Tiene hasta una bacteria para el spray de pelo. Es un tipo específico que vive sólo en ese ambiente.

Incluso donde menos se espera están presentes y desempeñan papeles positivos. El chocolate es un caso de estos. Siempre asociamos a algo perjudicial a los dnetes, pero en realidad tiene un efecto antibacteriano que ayuda a prevenir el desgaste dental. Y sabía que la mayoría de los antibióticos se hacen de …. bacterias?

Es decir, bacterias en todo y por todos lados … Y antes de entrar en pánico, recuerde siempre que ellas tienen funciones positivas y esenciales al ser humano.

Pero sxiste algún lugar donde no estén? Por increíble que parezca, sí: en los recién nacidos. El ambiente intrauterino es estéril, sin germen ninguno. Y ahí volvemos al comienzo de todo … basta recordar que el Dr. Bacteria habló de la importancia de las bacterias a las que estamos expuestos a la hora del nacimiento.

Un ser tan pequeño y con tanto para contar y hacer…

Deja un comentario