¿Alguna vez escuchaste sobre el Síndrome del impostor?

En este E-INSIGHTS vamos a descubrir de que se trata y como podemos identificarlo en nuestra vida o en las personas que nos rodean y no tenemos idea siquiera de lo increíblemente inestables, bajo autoestima, muchas personas son, manteniendo una constante necesidad de mostrar ser lo que no son o más aún ser aquello que no saben que lo son pues están tan acostumbrados a vivir en un mundo paralelo, escondido y fantasioso que no distinguen la realidad de la fantasía.

¿Qué es el «síndrome del impostor» y por qué lo sufre tanta gente?

Rubén Torrego y Diana Dahre exploran dentro de la mente del ser humano uno de los comportamientos mas comunes, desgastantes y complicados si no se detecta a tiempo este trastorno.

Una carrera profesional exitosa, logros académicos, elogios y, a pesar de todo, sigues pensando que todo se debe a una serie de «golpes de buena suerte», ¿Que pueden desaparecer en cualquier momento?

Este trastorno es más habitual de lo que te imaginas las estadísticas revelan que siete de cada 10 personas lo han sufrido alguna vez en su vida.

«Millones de mujeres y hombres en todo mundo, desde exitosos directivos de empresas, hasta brillantes estudiantes, artistas, como cualquier persona envuelta en una relación estable o solitaria precisamente por sufrir este trastorno, cada uno de esos millones de personas están secretamente preocupados por no ser tan capaces como todos creen».

Rumiar pensamientos es el camino directo a la ansiedad y depresión

Nunca estás a la altura…

Quienes lo sufren «tienen la sensación de no estar nunca a la altura; de no ser lo suficientemente buenos, competentes o capaces; de ser impostores, un fraude».

Baida Gil coach de mujeres profesionales e investigadora. asegura que hay dos niveles: uno que desaparece con el tiempo y la experiencia —y que se manifiesta cuando nos sentimos inseguros ante un nuevo reto o puesto de trabajo— y otro más grave, que empeora con el tiempo.

«Asumes que tu éxito es cuestión de suerte y nunca lo achacas a tu inteligencia sino a factores externos o al hecho de que hayas tenido que trabajar muy duro para lograrlo«, explica.

La percepción de conceptos como «éxito», «trabajo» y «competencia» es uno de los factores causantes del síndrome.

Cuatro posibles fuentes de origen del síndrome:

  1. Dinámicas familiares durante la infancia.

«Cuando tu hermano es ‘el inteligente’ y tu eres ‘la simpática’, o tienes presión para sacar buenas notas, padres muy exitosos o sientes que eres la oveja negra».

  • Estereotipos sexuales.

El síndrome del impostor, según la especialista, es «igual de frecuente en mujeres que en hombres», aunque hasta hace poco se pensaba que ocurría principalmente en mujeres debido a los «mensajes de éxito y fracaso en la sociedad» y a la «presión ante ser madre y, al mismo tiempo, una profesional de éxito».

  • Diferencias salariales.

«la realidad de la mujer en el mundo profesional» es también una causa de este síndrome.

  • Percepción de éxito, fracaso y competencia.

«Las personas que sufren el síndrome son muy exigentes consigo mismas y tienen una lista de requisitos prácticamente imposibles de llevar a cabo».

¿Cómo afecta a tu vida laboral?

Cómo manejar el comportamiento pasivo-agresivo en el trabajo

Según Baida, el «síndrome del impostor» puede tener repercusiones en la carrera profesional de quienes lo sufren.

«No corren riesgos ni se atreven a pedir un ascenso porque tienen miedo de no estar a la altura, así que trabajan por debajo de su potencial», sostiene. 

«También aumenta sus niveles de estrés y afecta a su productividad porque a menudo postergan tareas o bien trabajan demasiado duro para justificar que su éxito se debe al duro trabajo y no a su talento».

Si te sientes reflejado en esa situación, lo mejor que puedes hacer, es comenzar a dar las gracias la próxima vez te den un cumplido. 

«Sin dar excusas, sin justificarte. Simplemente dar las gracias».

Lo más normal es que con el tiempo desaparezca tu sensación, pero, de no ser así, sería bueno que «investigues más sobre el tema, reconozcas las normas que te exiges a ti mismo y cambies los padrones internos cada vez que te enfrentes a una situación de estrés».

Que te ha parecido el tema que escogieron Diana y Rubén para colocar nuestro INSIGHT personal al día, a nosotros nos encantó y estamos ansiosos por más!

Nos vemos en el próximo episodio de E-INSIGHTS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here