La rama de la confitería es dinámica y siempre muy exigente, porque trata con personas refinadas y con buen gusto. Casi siempre la clientela que contrata una fiesta, recepción o evento está compuesta por personas antenadas en las últimas tendencias. La búsqueda de servicios de primera línea, que son saludables sin renunciar al sabor y que agregue creatividad y sensibilidad que cada ocasión pide es constante.
Además de estos requisitos, los profesionales que quieren destacar en el segmento necesitan conectarse a las peculiaridades de cada cliente y de sus invitados, tales como la posibilidad de que alguien con rechazo a determinado ingrediente o que quieren saborear las delicias de la confitería moderna, pero no esperan sentir alguna diferencia cuando subieron a la balanza al día siguiente.
Estos son sólo algunos de los desafíos enfrentados en la rutina de un profesional que decide dedicar su vida, su trabajo y su talento en este arte doble, como en el caso que vamos a mostrar, que es cocinar bien e imaginar una presentación irretocable y al mismo tiempo agradable de lo que hace.
En esta edición especial del EstoChef, Rubén Torrego, trabajando el día de su cumpleaños, recibió la chef de Confeitaria Tálita Kitzinger, propietaria de la Juor Ateleir de Dulces. Tálita es una profesional talentosísima del ramo confitero que, después de algunas experiencias con otras áreas de la culinaria, se especializó en la producción de dulces personalizados, galletas y helados lowcarb, dulces gourmet, pasteles artísticos variados. En fin, la chef Tálita creó un menú variadísimo de dulces y golosinas que desde hace más de diez años vienen endulzando la vida de las personas que se apasionan por las cosas que ella hace o, si lo prefiere, por sus pequeñas obras de arte comestibles. Sus clientes invariablemente la elogia, testifican y por supuesto, siempre vuelven en la próxima ocasión.
En el caso de las empresas, un día Tálita se enfrentó a la posibilidad de implementar un negocio propio y realizar su sueño antiguo, rompiendo los patrones que la rodeaban en la opción por tener un empleo formal, con cierta seguridad, pero que no la dejaba realizar o, cumplir su vocación personal.
Y para realizar esa vocación, Tálita entendió desde temprano que era preciso interesarse por la necesidad de sus clientes, inspirarse por sus historias y aquello que marcaría sus vidas. Así, fiestas de cumpleaños, bodas y cualquier posible celebración que se contratar para realizar, el chef Tálita pasó a crear dulces personalizados y pasteles artísticos con altísima calidad, con ingredientes especiales y el toque artístico que individualiza todo y cualquier servicio de alto nivel.
Con el lema «Cada día haciendo su vida más dulce!», Tálita se dice movida por la vida y por la trayectoria de sus clientes cuando necesita crear recetas sofisticadas y mantener el patrón artístico elevado, como lo hizo en la entrevista dada a Rubén Torrego, en el día de su cumpleaños.
En esta edición del EstoChef, podrás ver a ambos, Tálita y Torrego, preparando el «pastel fake», como se llaman los pasteles con algunos pisos diferentes y volúmenes variados. Este tipo de pastel para ocasiones especiales ha sido muy utilizado hoy en día, en función de la presentación glamorosa que se puede alcanzar, además de su presencia imponente debido a su volumen y altura.
La idea del chef Tálita al traer un pastel blanco para preparar en el aniversario del presentador demuestra su preocupación insistente con la historia de vida de cada uno de sus clientes. Fue pensando en una de las actividades más placenteras que un artista inquieto y versátil como Rubén Torrego realiza, las artes plásticas, que el chef Tálita consideró el blanco como si fuera una pantalla todavía virgen, intacta, lista para recibir las primeras pinceladas y las marcas de tinta de su autor. Y eso es lo que pasó.
Los dos decoraron juntos el pastel de nuestro cumpleaño con toques personales y simbólicos representativos para un cliente especial. Muestras de rolinhos, pinceles, tintas, secadores, además de los ingredientes y todos los aparatos necesarios, los dos decoraron juntos el pastel de nuestro cumpleaños con toques personales y simbólicos representativos para un cliente especial.
Y ha sido así, preocupada por el significado de cada aspecto y cada momento de la vida de las personas y empresas que buscan sus servicios de chef confitería, que Tálita Kitzinger viene realizando sueños y dejando los días de las personas más dulces, más especiales por medio de pequeñas obras de arte que crea.
Como siempre sucede con todas las personas que trabajan con excelencia, con dedicación incondicional y busca caminos alternativos para innovar y crear, el chef Tálita colecciona innumerables participaciones en medios disputadísimos, como el Programa Mujeres de la TV Gazeta, Itaú Mujer Emprendedora, Usted Bonita y muchos otros. Esta vez, llega a EstoTV, que ya está preparando sorpresas interesantísimas para nuestros telespectadores durante la programación de 2019. ¡Espere!
Así que te invitamos a asistir a esta entrevista de EstoChef y estar atentos a las próximas ediciones, porque hay secretos interesantes que no podrás perder y que serán revelados primero aquí.

Deja un comentario