La gente siempre está pensando que tenemos ganas de hacer una cosa u otra y dejamos para después esas ganas y voluntades por la cotidianidad del día a día.
¿No será que estamos dejando más que unas ganas de hacer algo diferente?
¿No será que estamos poniendo en riesgo nuestra propia estabilidad y equilibrio?
Muchas veces al lograr hacer realidad un «Hobby» vamos más allá de nuestra propia voluntad, estamos concretando una idea y utilizando uno de los más fuertes recursos que tenemos en nuestra vida, la «Creatividad», así como abriendo puertas, que quizás, puedan convertirse en una actividad profesional o simplemente una realización personal que traerá beneficios únicos en nuestra vida.

Deja un comentario