En el caso de que se trate de una «pareja que no se separa en la reforma, no se separa más.» Tomando la exageración que puede existir en esta afirmación, todo el mundo sabe que no es nada fácil encarar una obra dentro de casa. La palabra «reforma» deja a mucha gente de pelo en pie, sólo de pensar en el polvo, en el desorden, en el entra y sale de albañil, en el ruido, en el tiempo que se prolonga más de lo planeado … Y cuando necesitamos mover en ambientes esenciales de la casa, como cocina o que no se sienten como si estuvieran en el mismo lugar de la vida, sino que, por el contrario, y colocar la cabeza en el lugar para tomar las decisiones más acertadas.

Cada mono en su rama
En ese momento, la mayoría de la gente tiende a escoger el camino que imagina ser el más fácil y más barato. Es decir, conducir la reforma por cuenta propia, desde la compra de los materiales hasta la contratación de mano de obra y acompañar la quebradora. Y es ahí donde entra una alerta importante: el barato a menudo sale caro. Es bastante común que aquella cosa de «indicación de amigo del vecino del tío» lleve a un camino bastante tortuoso. La falta de conocimiento y experiencia puede traer problemas con la seguridad de las personas y de la casa, acarrear en servicio mal hecho, cañones estallados, necesidad de reparaciones extra y hasta triplicar el presupuesto al final de cuentas.

Por eso, cuando llegue el momento de reformar, la primera y esencial sugerencia es buscar un profesional para conducir todo el proceso. No importa si el cambio es necesario por problemas técnicos o sólo un deseo de renovación y modernización del medio ambiente, si necesitaba romper o mover en estructuras, llamar a un especialista es siempre la mejor opción.

¿Sabe ese dicho «cada mono en su rama»? Pues eso es exactamente eso. Al final, el experto entiende cómo hacer, qué hacer, los proveedores de confianza que puede llamar, los materiales más indicados para comprar, las soluciones más certeras para cada problema, además del conocimiento estructural de la casa y la forma adecuada de mover en cada parte , sea hidráulica, eléctrica, carpintería o lo que sea. Tomar indicaciones y mano de obra por su cuenta sin saber cómo conducir el proceso puede parecer un buen negocio, pero en la práctica triplicará su trabajo, el dolor de cabeza y el valor.

Fue con eso en mente que surgió Decoban, oficina paulista de arquitectura y diseño de interiores especializado en cocinas y baños. En esa edición de #Estotucasa, Torrego conversó con la socia de la marca, la arquitecta Regina Ansaldo, que conduce obras y reformas precisas, planificadas y administradas de la mejor forma, con excelencia, conocimiento y resultados hermosos. Y lo más importante: todo hecho sin dolor de cabeza para el cliente, sólo calidad y mucha satisfacción.

El secreto de ellos es estar siempre actualizados en el mercado, hacer con mucha pasión, además de mantener alianzas que crearon y fortalecieron a lo largo de los 46 años actuando en el área. «Canales, fontanero, electricista, carpintería … Tenemos una alianza desde hace años y sin ese equipo no podría mantener».

Cocina y baño
Pero contratar a un especialista no significa cerrar los ojos para todo lo que sucede. Al final, estamos hablando de su casa, su espacio, su gusto y sus necesidades. Y si se involucra en el proceso es importante para que el resultado esté de acuerdo con usted y su rutina. Entonces vale la pena tener algunas cosas en mente cuando contratar al profesional.

Una conversación abierta y detallada es el inicio de cualquier trabajo, es de la charla que él tomará la información necesaria para pensar el proyecto, combinando la mirada y el conocimiento de él con sus deseos y expectativas.

Antes de ese encuentro, busque referencias, converse con los demás habitantes de la casa y descubra sus gustos y voluntades, entienda el estilo de vida y la rutina de cada uno. Y definir el presupuesto disponible es siempre importante, por supuesto. Entonces haga un levantamiento de cuánto usted tiene y cuánto realmente puede pasar. Tener conciencia de todo esto es importante para saber cómo dirigir el proyecto.

Cuando se siente para conversar con el arquitecto y el diseñador, sea franco, después de todo él no conoce a la familia y la dinámica de la casa, por lo que depende de su información para entender y tomar decisiones. Por ejemplo: quien cocina mucho necesita un soporte mayor, quien hace fritura necesita una campana, quien adora ser chef y recibe amigos para cocinar es bueno tener una cocina abierta, para quien casi no cocina la mejor alterantiva tal vez sea un espacio menor y los electrodomésticos que traen practicidad. Así sucesivamente. Vale la misma para el baño. Entender, por ejemplo, cuántas personas usan ese espacio, si la rutina es práctica o implica un momento de relajación, si tiene niños … Y por ahí va. No esconda nada.

Y mantenga los pies en el suelo en relación a los deseos y pedidos. Recuerde: aquel proyecto que usted vio en la revista o en la televisión es hermoso, pero puede no funcionar en su cotidiano y no encajar en su espacio.

En ambos casos, cocina o baño, seguridad, funcionalidad y practicidad, con opciones fáciles de limpiar y de usar son esenciales. Todo esto con belleza, por supuesto. Al final, son ambientes usados por todos de la casa y pasamos por ellos muchas veces al día. Y ahí la gente necesita sentirse bien allí, ¿no es así? El estilo de los residentes de la casa van a orientar a los profesionales a hacer las mejores opciones de piezas, muebles, objetos decorativos, accesorios …

Ponga sus deseos y expectativas en manos de profesionales calificados y el resultado será mejor de lo que usted se imagina.

Decoban
Decoban está en el mercado desde 1972 y se especializa en diseño de interiores, movelaria a medida para cocinas, baños, áreas de servicio, home theaters, armarios y diseños totalmente personalizados. De la creación a la ejecución de reformas en albañilería, cambio de revestimientos, hidráulica, eléctrica, yeso y pintura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here